El Tribunal Supremo declara abusivos los intereses de demora elevados.

La sentencia del Pleno de la Sala Primera del Tribunal Supremo de fecha 24 de Abril de 2015, fija como doctrina que, en los contratos de préstamo sin garantía real concertados con consumidores, es abusiva la cláusula no negociada que fija un interés de demora que suponga un incremento, de más de dos puntos porcentuales, respecto al interés remuneratorio pactado.

La consecuencia de dicha declaración de nulidad es que el préstamo devengará el interés remuneratorio pactado, prescindiendo del incremento porcentual que implica el interés de demora declarado abusivo

De igual modo, la citada sentencia considera que en los contratos bancarios concertados con consumidores, se presume que las cláusulas constituyen condiciones generales de la contratación, susceptibles de control de abusividad, salvo que se pruebe cumplidamente la existencia de negociación y las contrapartidas que en ella obtuvo el consumidor.

sumario de noticias